Cursos de Francés

Cursos de Francés

Si has llegado hasta aquí es porque ya sabes que necesitas aprender francés de una vez por todas y con este objetivo claro, te das cuenta de que necesitas ir a una escuela de idiomas. Entonces empiezas a buscar las que tienes en tu ciudad y de repente te das cuenta de que la oferta es enorme, ¡qué difícil es escoger!

Cada escuela te ofrecerá algo diferente y a veces cuesta decidir qué aspectos son los más importantes. Si no sabes por dónde empezar, léete estos siete consejos que te ayudarán a aclararte y decidir qué es lo mejor para tí.

  1. Escoge la metodología que mejor se adapte a tí

    Cada profesor enseña de forma diferente y tiene sus propias estrategias, pero por lo general, los centros marcan unas directrices para sus cursos. Lo ideal es que te informes de cuál es la metodología que utilizan en la escuela y decidas si realmente te gusta. No se trata de que sean mejores o peores, hay muchas metodologías y cada cual tiene sus ventajas e inconvenientes. De lo que se trata es de que escojas una que se adapte a tu forma de aprender y a tus gustos.

    Dicho esto, un aspecto que deberías tener en cuenta es que las clases no se centren demasiado en la teoría. La práctica es vital para aprender inglés y, por eso, es muy importante que en clase se fomente la participación y se planteen situaciones reales para practicar.

  2. Busca grupos pequeños

    El tamaño de la clase incidirá directamente en la calidad de la misma, ya que en las clases con muchos alumnos el profesor no podrá detenerse en las necesidades de cada uno, ni podrás participar tan a menudo. Además, a los españoles les suele costar mucho hablar idiomas por miedo al ridículo pero en un grupo pequeño te sentirás más seguro. En general, se puede decir que cuantos menos estudiantes mejor. Lo ideal sería 10 alumnos o menos por grupo para que un profesor pueda tener a todos controlados.

    También te puedes plantear ir a clases sólo con el profesor, especialmente si tienes necesidades muy específicas que quieres pulir, pero por lo general, será más divertido tener compañeros de clase.

  3. Da preferencia a los profesores nativos

    Si tuviera que dar una sola recomendación, sería ésta. Es verdad que un profesor no nativo también te puede enseñar mucho sobre la lengua, pero si quieres aprender de verdad a pronunciar, expresiones auténticas, aspectos culturales y sociales, etc necesitarás a alguien procedente de un país de habla francesa.

    Asegúrate también de tu profesor, aparte de ser nativo, tiene una adecuada formación como docente, ¡ser nativo no te hace automáticamente buen teacher!

  4. Hazte un curso a medida

    Si vas a invertir tu tiempo en ir a clases de francés, haz una buena inversión. Cada persona tiene sus propias necesidades específicas con respecto al idioma, hay cosas que se te dan mejor y otras peor...intenta encontrar un sitio donde sepan identificar tus necesidades y no tengan problema en dejarte repetir una clase, potenciar los aspectos que más te cuestan o cambiarte de nivel en cualquier momento.

  5. Encuentra una escuela que sea flexible

    Al igual que cuando buscas un gimnasio, tu escuela de idiomas debe de invitarte a ir con frecuencia. Si tienen horarios muy reducidos, grupos cerrados y tienes que perder clases a menudo por trabajo u otras razones, acabarás por dejarlo. Si éste es tu caso, debes saber que hay escuelas que te darán flexibilidad para organizar tus clases como a tí te vaya mejor, ¡no te impongas límites!

  6. Ten claro si puedes preparar exámenes oficiales

    Aunque lo importante es aprender el idioma, hay personas que quieren un título oficial ya sea para añadirlo a su currículum, para poder acabar sus estudios o sencillamente para plantearse un reto.

    Si tienes claro que necesitas conseguir un título deberás preguntar en la escuela si ofrecen cursos de preparación para los exámenes oficiales, tipo Cambridge, Escuela Oficial de Idiomas, TOEFL ,etc.

  7. No te olvides de los extras

    Aparte de una enseñanza de calidad, lo que llamo los extras, son muy importantes en el aprendizaje de idiomas. ¿Quieres saber por qué?

    Si sólo vas a clase y de ahí para casa a estudiar, aprenderás francés, pero si además de eso participas en intercambios, tienes a alguien que resuelve tus dudas y dispones de material extra aprenderás mucho más. Una buena escuela de francés debería dar muchas oportunidades de aprender el idioma, aparte de las clases.

    Por un lado, están las instalaciones y los medios, que idealmente incluirán una biblioteca o zona de estudio, salas para eventos y materiales de calidad. Por otro lado están los eventos y actividades que organice tu escuela y el apoyo que te ofrezcan cuando estés fuera de clase.

Esperamos que estos consejos te ayuden a decidirte en tu búsqueda de escuela de idiomas y recuerda, a la hora de escoger, ¡piensa siempre en positivo!